Seika
Seika

Describe your image

press to zoom
ANUNCIATE AQUI
ANUNCIATE AQUI

INF 55-8565-8885 o efectodigital.online@gmail.com

press to zoom
Seika
Seika

Describe your image

press to zoom
1/2

Reglas de la Composición fotográfica que debes conocer.


¿Sabes cuál es la diferencia entre una buena y una mala fotografía? Tomando en cuenta que los colores fueron impresos correctamente, la exposición y enfoque son correctos, los fotógrafos asumen continuamente estos elementos: son las "reglas de composición". Todo mundo tiene sus propias reglas.

¿Quieres saber algo más sobre esas reglas? Analiza conmigo los siguientes elementos que puedes tomar a consideración en este Blog de #ImagenReactiva.

1. Identificar el centro de Interés.

¿De qué o quién es la fotografía? ¿Es de tu novia? ¿Es una fotografía de una obra de arte? Debería ser obvio para cualquiera que mire una fotografía entender lo que queremos enseñar con la foto. Es lo que se denomina el centro de interés.

Aunque se denomine centro de interés, no necesariamente el objeto se encuentra colocado en en el centro de la fotografía ni ser el objeto que ocupa la mayor parte de la imagen. Este tema lo tocaré más adelante.

La elección del centro de interés es la primera regla de una buena composición. Simplemente decide antes de disparar el motivo sobre el que quieres tomar la fotografía. Y a partir de ahí, todo lo que tienes que hacer es enfocar (o desenfocar) el elemento sobre el que quieras centrar el interés.

2. Fill The Frame (Rellenar el Encuadre).

Esta regla puede parecer bastante obvia, pero lo cierto es que muchas veces fallamos al aplicarla.

Si queremos contar algo en una fotografía, ocupemos la mayor parte con ese "algo", asegúrate de convertirlo en el centro de atención. Además, de este modo eliminamos posibles elementos que resten atención.

Es muy común el querer sacar demasiadas cosas en una única foto. Lo que conseguimos de esto es que no quede demasiado claro qué es lo que queríamos enseñar en nuestra fotografía. Si tienes dudas, es mejor quitarla de la exposición.

3. Apóyate en las líneas.

Las líneas son un elemento de importancia vital en las artes visuales. Las líneas nos aportan formas y contornos. Con las líneas dirigimos la mirada del espectador de una parte de la foto a otra.

Cuando vayas avanzando en el mundo de la fotografía podrás comprobar cómo las líneas son uno de los elementos más eficaces a la hora de dirigir la mirada de quien contempla nuestras fotos hacia donde queremos que mire. Las líneas horizontales, verticales y diagonales son elementos compositivos que aportan significado a las imágenes.

Un tipo especial de líneas son las líneas convergentes. Son las líneas paralelas que, por el efecto de la distancia, acaban convergiendo en un mismo punto.

4. Trabaja el flujo.

Después de las líneas, podemos tratar el flujo. En fotografía, el flujo es el modo en el que la mirada del espectador se desplaza de una parte de la fotografía a otra. Una manera de definir el flujo de una fotografía es mediante el uso de líneas. Pueden ser horizontales, verticales, diagonales, convergentes o divergentes. A veces el flujo creado por las líneas es nítido y claro, como los laterales de un edificio que convergen hacia el cielo), o pueden ser menos obvias. Sin embargo, la mirada del espectador debería ser capaz de recorrer los elementos de una parte a otra de la imagen.

El flujo crea la ilusión de movimiento (o ausencia de movimiento si se desea). Las líneas diagonales se consideran generalmente más "dinámicas", mientras que las líneas horizontales y verticales se consideran más "estáticas". Un equilibrio cuidadoso de elementos estáticos y dinámicos dará un sentido global de movimiento a tus fotografías.