Seika
Seika

Describe your image

press to zoom
ANUNCIATE AQUI
ANUNCIATE AQUI

INF 55-8565-8885 o efectodigital.online@gmail.com

press to zoom
Seika
Seika

Describe your image

press to zoom
1/2

Importancia de una marca en Internet


El ‘boom’ que ha experimentado y continua viviendo el comercio electrónico ha permitido que se multipliquen los proyectos de pequeño y mediano tamaño en la red. De esta manera, se podría decir que Internet ha democratizado el mundo de los negocios, haciendo accesible a pymes y emprendedores el acceso a millones de potenciales clientes en todo el mundo. En algunos casos, incluso permitiéndoles competir “de tú a tú” con grandes compañías multinacionales.

Sin embargo, esta facilidad para hacer negocios en Internet también supone que la competencia se haya endurecido. Hoy día, para hacer lograr que un negocio tenga éxito en la red es fundamental diferenciarlo de su competencia y, para conseguirlo, es imprescindible contar con una marca propia.

La marca es, en primer lugar, parte de la imagen de cualquier negocio online. Funciona como una tarjeta de presentación y de su correcta elección puede llegar a depender el éxito o fracaso de un proyecto. Gracias a ella consigue diferenciarnos de su competencia y distinguir sus productos y servicios de los de ésta. Además, resulta un instrumento esencial a la hora de posicionar un negocio en la red, puesto que facilita las labores de SEO y SEM y simplifica la estrategia de comunicación en redes sociales.

En este vLog analizaremos lo siguiente:

  • Características de una buena marca.

Una buena marca es la base de un branding efectivo, por no decir la base de toda tu mercadotecnia.

Vamos a analizar el desarrollo de marca de las empresas y a ver si estas características están presentes. Si no es así, tal vez es tiempo de empezar a revisarla para tener una buena marca y una comunicación comercial más efectiva.

Elocuente.

Una buena marca habla por sí sola, sin necesidad de explicaciones. Todo parte de la identificación clara de la promesa diferenciadora del producto. Si tu tienda o producto tiene atributos especiales y si, además, sobresale en su categoría por esas diferencias, es muy importante que el desarrollo de marca sea elocuente para que deje claro a todos los que la captan por qué te convendría tener una relación comercial con ella (o sea, entrar a la tienda, solicitar el servicio o tomar el producto del anaquel o en tu sitio web).

La elocuencia de una buena marca habla, a través de su nombre y su representación gráfica, hasta del nivel de precio, de sus beneficios y de su género o características.

A nadie le queda duda del atributo principal de este producto. La marca deja totalmente clara su característica, que este shampoo se creó para que el cabello te huela riquísimo ¡Y créeme que es totalmente cierto!

Sencilla.

Debe ser simple, sencilla, fácil de entender, fácil de leer y fácil de pronunciar. Vamos, entre más fácil se la pongas a tu mercado meta (ese grupo de consumidores clave en el que estabas pensando cuando creaste el concepto de tus tiendas o tu línea de productos), más fácil será que logres una conexión y se vuelva tu cliente.

Y la sencillez claro que tiene que ver también con la parte gráfica; diseña tu logotipo de tal manera que se capten con agilidad su parte visual y su parte gráfica. En otras palabras, no le pongas obstáculos a tus clientes potenciales y haz que a la primera registren tu marca en la jungla comercial que es el mundo de hoy.

Este logotipo fue muy criticado y discutido desde su presentación. Si todavía no captas que es el número 2012no serías el primero. Además tuvo un costo de £400.000 Libras. No salió muy barato confundir al mundo. (LOGO LONDRES 2012)

Original.

Otra condición ineludible de una buena marca es su originalidad. Se dice que no hay nada nuevo bajo el sol, y es cierto. Prácticamente cualquier nombre o forma que se te pueda ocurrir existe ya en algún lugar del mundo. Son rarísimos los casos en que “googleas” un nombre o una marca y no aparece algo en la lista.

Entonces, la originalidad tiene que ver con la forma en que haces uso